Los Kebbe, el plato nacional de Líbano. ¡Conoce su receta!

Oriente Medio también tiene sus “croquetas”, lo que allí se llaman Kebbe y, bueno, son algo diferentes a las nuestras, vale, pero constituyen una auténtica delicia de la cocina libanesa para comerla, igualmente, a bocados.

Los Kebbe son una bolitas hechas con bulgur, un preparado hecho con grano de trigo medio cocido y luego secado y prensado, que se rellenan con carne y especias. Se comen en varios países de Oriente, con sus consiguientes variaciones, pero en Líbano son toda una institución.

Su elaboración tradicional allí es bastante compleja, ya que se debe machacar la carne y el bulgur durante más de una hora en un mortero (¡no hay casa libanesa que no tenga uno de estos utensilios!). El Kebbe se puede comer frito, al horno ¡e incluso crudo!

Un dato importante: en las recetas libanesas, la carne se come totalmente limpia, sin grasa alguna y sin nervios. Y aunque en su dieta predomina más la carne de ave, para los Kebbe el cordero es la estrella.

Kebbe receta Shukran para hacer los Kebbe libaneses. Está compuesta por dos partes, una es la elaboración de la masa y otra la del relleno:

 

 

Para 500gr de masa:

-160 gr de carne de ternera picada.

-Una pizca de cardamomo

-3 gr de comino

-Una pizca de pimienta blanca.

-260 gr de sémola de trigo o bulgur

-6.5 gr de especias de kebbe (se trata de una mezcla de especias que lleva cilantro, clavo, canela, nuez moscada y   jengibre)

-10 gr de sal

-2.5 gr de menta o hierbabuena seca.

-50 gr de cebolla.

  • Lo primero que se debe hacer es picar muy fina la cebolla y se le añade junto con el resto de ingredientes a la carne; se amasa bien hasta que obtengamos una masa homogénea y reservamos en refrigeración. Mientras que la masa va tomando consistencia, preparamos el relleno de los kebbe.

 

Para el relleno:

-300 gr de carne de ternera picada.

-1 cebolla mediana.

-10 gr de piñones.

-5 ml de salsa de granada.

-Sal y pimienta.

Elaboración:

  • Picamos muy bien la cebolla y la colocamos en un sartén con aceite de oliva, cuando este ya cocinada agregamos la carne picada, la sal y la pimienta.
  • Una vez cocinado, apartamos del fuego y agregamos la salsa de granada y los piñones, removemos un poco para que se integren bien todos los sabores y dejamos reposar.
  • Cuando el relleno esté frío y sea fácil de manipular, sacamos de la nevera la masa. Cogemos una porción de unos 25-30 gr y le damos forma de “huso” con la ayuda de nuestras manos (previamente hay que ponerse un poco de aceite en las manos y dedos), dejando el interior hueco. Sin soltar la masa formada con una cuchara, añadimos en el interior el relleno y terminamos de cerrar la masa de kebbe con la forma típica (forma de huso).
  • Una vez que hemos usado toda la masa, en una sartén honda con el aceite caliente vamos friendo poco a poco los kebbe hasta que tomen un color dorado; iremos dándoles vueltas hasta conseguirlo teniendo cuidado de que no se quemen ni se abran.

Como acompañamiento, les va fenomenal la salsa de yogurt. Y no te cortes, cógelos con la mano, úntalos en la salsa y ñaam! ¡Que aproveche!

Y si hoy no te apetece cocinar, ven a Shukran a probar nuestros deliciosos Kebbe acompañándolos de cualquier otro plato de nuestra extensa carta. ¡Vive la experiencia Shukran!